Tipos de Cráneos

¿Cuál es la tipología de los cráneos?

Los cráneos se pueden clasificar según la evolución, según la raza y según la formación genética.

Se conoce como cráneo, a la formación ósea que se encarga de guardar los órganos sensoriales como los ojos y la lengua, y el órgano vital del cerebro.

La ciencia divide el cráneo en dos partes que a saber son, el neurocráneo que se ubica en la parte superior-posterior y donde se contemplan la mayoría de elementos cerebrales y de origen nervioso.

Y el viscerocraneo, que es aquel que se haya compuesto por la mayoría de elementos faciales.

¿Cuáles son los tipos de cráneos?

tipos de craneos

Según la evolución

Como es de saber el hombre surgió hace más de 800 mil millones de años, siendo su fenotipo inicial, el homo sapiens o simplemente homo.

Los primeros cráneos humanos, presentaban cavidades oculares de gran tamaño, pómulos anchos, frente de escasa altura y un ensanchamiento o bien aplanamiento hacia la parte posterior.

A medida que fue evolucionando y juntándose a otras razas, los rasgos tan marcados y pronunciados del cráneo se fueron haciendo más sutiles y delicados.

Según la raza

Europeo

También se le denomina caucásico, se caracteriza por presentar pómulos de tamaño moderado, de hecho estos no son prominentes ni muy evidentes.

Te puede interesar  Clasificación de los globulos blancos

En lo que respecta a la cavidad ocular, estos suelen presentarse con cierta pequeñez y con una forma un poco rectangular, lo que brinda una apariencia de ojos hundidos.

Los orificios nasales, suelen tener una forma rectangular, mientras que la dentadura presenta una estructura bastante completa pero cuyos dientes son de tamaño pequeño.

Africano

Presentan una forma o apariencia más alargada en sentido vertical, es decir, que estos pueden ser más largos desde el mentón hasta la frente, en comparación con el resto.

La cavidad de los ojos, tiene una forma rectangular pronunciada como también tiene unas dimensiones más anchas.

Y en lo que respecta a las fosas nasales, estas también suelen ser muy prominentes y notorias debido al ensanchamiento que tiene el puente o tabique nasal. Este tipo de cráneo, se conoce también con el nombre de negroide

Asiático

Conocido también como mongoloide, es aquel que no presenta mayores rasgos o bien que estos no se hallan del todo marcado o eminentes.

Cuenta con una serie de características que en comparación con los demás tipos de cráneos no presentan mayores pronunciaciones, y es que estos no cuentan con cavidades oculares marcadas, sino por el contrario estas resultan bien hundidas y pequeñas.

Al igual que las fosas nasales que se presentan de forma no tan evidente, a pesar de ser un poco más anchas. Siendo su único rasgo distintivo, el pronunciamiento de los pómulos y su ensanchamiento hasta las laterales craneales.

Te puede interesar  Clasificación de sensores

Según su formación genética

Esta se corresponde con una clasificación médica, que viene determinada por una serie de medidas que son tomadas de los distintos cráneos que pueden presentar características en común.

Dolicocefalia

Aquella estructura ósea, en la cual la persona cuenta con un cráneo cuyos huesos laterales no han sido consolidados de forma completa o bien no han sufrido el ensanchamiento que es debido, por lo que los mismo pueden presentar una serie de malformaciones como es el caso de que el cerebro se estacan en tamaño, ya que el cráneo no logro crecer hacia los lados.

Braquicefalia

Aquella conforme a la cual el cráneo sufre un estancamiento longitudinal, es decir, que el mismo no puede expandirse de forma general o bien no puede evolucionar, viéndose en ocasiones como un cráneo corto y pequeño en la zona posterior, luciendo una especie de aplastamiento.

Mesocefalia

Se considera el cráneo normal, ya que el mismo no sufre durante su crecimiento ni aplastamientos ni ensanchamiento, como tampoco alargamientos, presentando en todos los sentidos una medida normal.

De modo tal, que este cráneo no presenta rasgos, que sean por demás evidentes y notorios y que puedan conducir a una especie de anomalía o bien patología.

Sin embargo, debe de aclararse que las malformaciones craneales, no siempre se corresponden con patologías sino que en muchas ocasiones estas suelen devenir como consecuencia de un traumatismo, que hace que el mismo ocasione cambios en la estructura ósea, generando incluso en los casos más extremos, pérdidas óseas y de materia cerebral.

Te puede interesar  Clasificación de la materia
¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.