Tipos de Columnas

¿Cuál es la tipología de las columnas?

Las columnas se clasifican en acero, concreto, exentas o aisladas, adosadas, embebidas, fajadas, germinadas, historiadas, rostradas y ofídicas.

La palabra columna hace referencia a un elemento estructural o bien arquitectónico, que se dispone en dirección vertical, para sostener los techos con la finalidad de que la estructura no se venga abajo, las columnas por lo general tiene una forma cilíndrica o bien adornada con ciertos extremos sobresalientes que la hacen lucir como un polígono.

Las mismas son de composición maciza y lo suficientemente robustas para que sostener todo lo que están por encima, eso sí, que la construcción o bien colocación de columnas siempre debe obedecer a un orden, que es decorativo, por lo cual, estas no deben de irrumpir la armonía arquitectónica del lugar.

¿Cuáles son los tipos de columnas?

tipos de columnas

Acero.

Deben su nombre, a que este es el elemento constitutivo de las mismas, y en efecto, estas se constituyen de gran rudeza, o lo que es lo mismo, en su fabricación estas se rellenan y hacen en su exterior de acero puro, motivo por el cual, se consideran las más indicadas para soportar el peso de grandes edificaciones, siendo común que estas sean las más empleadas en grandes estructuras, tal es el caso de complejos corporativos o bien turísticos.

Te puede interesar  Clasificación de Bacterias

Concreto.

Las que siguen en cuanto a  dureza, a las columnas de acero, ya que estas son las que le corresponde el sostener por igual grandes estructuras, queremos hacer una aclaratoria en cuanto esto, y es que cuando señalamos que las columnas de acero y de concreto son las que deben sostener grandes estructuras no queremos dejar de lado, el hecho de que las demás no sirvan para lo mismo, no es eso, sino que estas son las que brindan por sus elementos constitutivos mayor fortaleza a la construcción.

En efecto, las de concreto son las que están fabricadas en cemento, pudiendo distinguirse dos elementos, aquellas que se conforman solamente de cemento, es decir, que cuentan en su interior y exterior con este único material, y aquellas que se conforman en su interior con cemento y otro material que el brinda mayor dureza, es como una especie de revestimiento.

En ocasiones, es común observar cómo se procede a la conformación de columnas híbridas, es decir, de cemento y de acero, llegando estas a ser bastantes robustas, por lo general, se emplean en la base de grandes estructuras, tal es el caso, de que es común observarlas en sótanos de grandes complejos arquitectónicos.

Exentas o aisladas.

Esta categoría, no refiere a su contenido, es decir, no hace referencia al material con el cual está hecha la conducta, sino que por el contrario hace referencia, a la disposición o bien ubicación espacial de la misma, entendiéndose que las columnas aisladas, son aquellas que se encuentran en los corredores, en los pasillos o bien los jardines, por lo que toda su estructura puede ser observada en su extensión, es decir, que las mismas cuentan con una autonomía de proyección, donde fácilmente pueden ser percibidas.

Te puede interesar  Tipos de contaminación

Adosadas.

Son la antítesis de las columnas aisladas, ya que estas, no cuentan con autonomía o bien independencia, sino que por el contrario, se trata de columnas que se encuentran adheridas a las paredes, muchos consideran que su uso es netamente decorativo.

Pero ello no es del todo cierto, ya que las mismas se emplean no tanto para el sostener de los pisos o techos que se encuentran en su parte superior, sino más bien, para sostener aquellas paredes que pueden presentar deslizamiento por su composición o materiales de construcción, llegando a servir de muros contendores.

Embebidas.

Algunos las determinan como escondidas, y estas se caracterizan por presentar un grosor mucho menor a las columnas anteriormente descritas, las mismas se encuentran en la parte interna de las paredes, de modo tal, que a la vista del transeúnte no son manifiesta.

Se tratan pues de columnas de reforzamiento a las estructuras de construcción que si bien no llevan mayor grosor, estas se hayan duplicadas en números, es decir, es común, encontrar más de una columna seguida una tras otra, formando así una hilera de las mismas.

Fajadas.

Aquellas que no importa cual sea su estructura interna o disposición especial, se tratan de columnas que se presentan con cierta decoración en su centro, es por ello, que se les denomina así fajadas, pues pareciera que por la forma de disponer las piedras estas tuviesen una faja decorativa.

Te puede interesar  Clasificación de Hormonas

Germinadas.

Aquella que presenta los dos extremos unidos, pero que a medida que se extiende se divide en dos brazos, presentándose así, como una columna netamente decorativa.

Historiadas.

Obedecen a un estilo arquitectónico, donde cuentan con  figuras en relieve en toda la extensión de su cuerpo, que asemeja en todo su conjunto a una historia de la época.

Rostradas.

Similares a las anteriores, pero distan en el hecho de que las figuras en relieve no presentan mayores decoraciones, sino que por el contrario, solo se tratan de barcos que sobresalen en la superficie.

Ofídicas.

Trata de aquellas columnas, que asemejan a una trenza, es decir, que se hayan decoradas por dos pilares que se entrelazan entre sí, estas son columnas netamente decorativas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.