Tipos de análisis

El análisis se clasifica en estructural, morfológico, de funcionamiento, funcional, relacional, económico, tecnológico, histórico y comparativo.

Se conoce como análisis la actividad humana conforme a la cual, una persona se plantea frente a un objeto específico, previamente seleccionado, para evaluarlo de forma integral y exhaustiva en todos sus componentes.

El proceso de análisis que forma parte de una declinación intelectual conforme a la cual, la persona se procede a la contemplación de la realidad en todo su esplendor, estableciendo definiciones, características, rasgos más sobresalientes y formas más preciadas y evidentes del objeto.

Pero el proceso de análisis no solo se queda en la contemplación, sino también en las conclusiones posteriores, es decir, en las reflexiones contiguas que vienen a la contemplación primaria.

¿Cuáles son los tipos de análisis?

Estructural.

Tal cual se puede deducir de su nombre, este es el que se realiza con arreglo a una serie de segmentaciones en el objeto, es decir, este se aprecia como una estructura la cual se procede a despejar o bien a desfragmentar a fin de observarla en cada uno de sus componentes, con el motivo de evaluar cuáles son sus características y los elementos que le conforman.  

Morfológico.

Es aquel que se reduce al estudio del aspecto del producto en sí, es decir, se evalúa si el mismo presenta una apariencia peculiar, o bien porque este dispone de ese aspecto externo que tanto lo define, la idea de este análisis es describir el objeto en su aspecto más tangible y observable, por lo que no se trata de un análisis exhaustivo ya que no infiere en el fondo del mismo.

Te puede interesar  Tipos de Preguntas

De funcionamiento.

El mismo se reduce al estudio y evalúo del funcionamiento del objeto, por lo que es necesario averiguar sus componentes ante todo y el porqué de cada uno de estos, desde otra perspectiva también se hace necesario  ver el mismo objeto en uso.

Todo esto con el fin de que la persona pueda diagnosticar el uso para el cual está destinado, siendo por igual imprescindible que se pueda evidenciar la armazón de este y su estructura interna,

Muchos alegan que se trata de un análisis que se reduce solo a la evaluación del funcionamiento, pero es que para poder dar con una descripción exacta de este, es menester como referimos en párrafos superiores, que se conozca su estructura, cada uno de sus componentes y las funciones para las cuales estos fueron creados, a fin de determinar si una vez puesto en práctica, estos funcionan o actúan de forma correcta.   

Funcional.

Lo que se pretende por medio de esto, es analizar y buscar el porqué de la función del equipo, es decir, que va más allá de la estructura, lo que se busca es indagar si el objeto ha cumplido con su fin de creación.    

Se conoce como análisis funcional, aquella que está destinada al estudio de las ciencias exactas, donde podrá en efecto, realizarse las respectivas operaciones aritméticas que involucran las ecuaciones.   

Te puede interesar  Tipos de arquitectura

Relacional.

En este caso, se trata de un análisis más complejo, el cual busca evaluar no solo el objeto sino su forma de interactuar, motivo por el cual es menester que el mismo sea un poco más completo.

Es decir, que este amerita el establecimiento de la interrelación que pueda fundarse entre el objeto y los que le rodean, siendo motivo de observación, primero el objeto en sí, con posterioridad el ambiente, de modo tal, que se aprecian ambos por separado y luego se determinan las relaciones que puedan establecerse entre los mismos.

Económico.

Este consiste en la evaluación del producto como valor del mercado, es decir, que el mismo se estudia como parte de las finanzas, este hace referencia a la condición manifiesta del objeto como valor, el cual detenta un precio en especial, es decir, que el mismo se emplea con relación al mercado actual.

De modo tal, que este análisis lo que pretende es evaluar la oferta y la demanda y de este modo entablar una relación entre el objeto y los demás productos similares que existen en el mercado, para poder así estipular un precio que contribuya a conocer su valor real.

Tecnológico.

Va más allá de la evaluación estructural del producto, ya que lo que se pretende estudiar y conocer es la constitución del mismo, en lo que respecta a sus materiales, es decir, en lo que deviene a las propias partes de este y la calidad de los mismos, siendo su principal enfoque la tecnología con la cual está diseñado.

Te puede interesar  Tipos de Árboles

Histórico.

Lo que se busca es ubicar un recuentro del producto, es decir, encontrar en la historia los modelos anteriores que han formado parte de su confección actual, analizando cuales fueron las demandas de la sociedad que llevaron a su creación y a su mantenimiento en la actualidad.

Comparativo.

En este caso, se estudia el objeto como una entidad particular, y de forma adicional, el mismo se compara con otros, haciendo una evaluación integral de las ventajas y desventajas que puedan presentar.

¿Te gusto este post?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.