¿Qué es un oxímoron?

Oxímoron

El lenguaje es el hábitat por naturaleza del hombre, en cuanto a que todos estamos facultado para producirlo, por ello, desde tiempos remotos, el oxímoron, que es un modo particular de usar el lenguaje, ha estado presente en el hombre, manifestándose como una construcción lingüística muy original.

Por lo tanto, aparece entre una gama amplia de palabras con funciones peculiaridades, que los expertos han consensuado en llamar figuras literarias o recursos, donde cada tropo tiene una particularidad y una función muy específica en su uso, según las reglas que regulen su funcionamiento.

Las figuras literarias y su relación con el oxímoron

En este punto debemos tener presente que las figuras literarias son una serie de recursos muy especiales usados en el lenguaje para hacer de este una manifestación verbal o escrituraria más elegante, correcta y con cierta pretensión artística y/o estética.

En el sentido expresado más arriba, se puede decir entonces, muy a grosso modo, que el oxímoron es aquel tropo que trata de dar al lenguaje corriente de todos los días un matiz de más belleza literaria para alcanzar un efecto en los interlocutores o receptores del mensaje.

Vemos entonces que, en cuanto a figura literaria, el oxímoron tiene la virtud de embellecer todavía más la lengua de Cervantes, en la medida en que hace un uso del mismo que podríamos llamar artístico.

Sin embargo, estudiosos como el francés Gerard Gennette nos dicen que estas palabras están en la cotidianidad de casi todas las personas, desde siempre.

El oxímoron | Algunas definiciones

Ya hemos dicho que esta palabra es parte de una familia de palabras denominadas figuras literarias. Pero ahora veamos un concepto más amplio.

Algunas maneras de definir lo qué podemos entender por oxímoron son:

  • Una figura que tiene por finalidad la unión de dos términos cualitativamente opuestos, para que funcionen como uno solo.
  • La conjunción de naturalezas opuestas en una sola palabra
  • Tropo que genera un nuevos sentido o significado a partir de la simbiosis de dos conceptos que se contradicen.

En efecto, esta figura literaria tiene la singularidad de proponer construcciones del lenguaje que a cualquier lector le parecerá contradictorio en una primera instancia, pero lo cierto es que precisamente de esa aparente contradicción es que este tropo alcanza su brillantez.

Y esto es así, porque él rompe la lógica y la racionalidad del lenguaje mediante técnicas de la retórica. Más adelante, en el último apartado, te daremos algunos ejemplos claros y muy ingeniosos de los usos de esta figura en la literatura.

El sentido figurado y el oxímoron

Para entender mejor la naturaleza y el valor que tiene esta conjugación de sentidos opuestos que hace este recurso del castellano, debemos entender más y mejor qué quiere decir el sentido figurado de una o varias palabras, dentro de una poema, un texto o una palabra dicha por alguien.

Te puede interesar  Tipos de exposición

Dicho muy rápidamente, cuando hablamos de sentido figurado nos estamos refiriendo, a su vez, a las capacidades denotativas y connotativas de las palabras. Veamos:

  • Nivel denotativo: es cuando un concepto o término de cualquier idioma refiere a una cosa y no a otra, es decir, que debe entender la frase o palabra de manera literal. Así, por ejemplo, cuando decimos “es un domingo gris”, es porque, en efecto, el clima es de lluvia y hay nubes negras en el firmamento.
  • Nivel connotativo: al contrario del nivel anterior, el nivel connotativo refiere a un segundo sentido que hay detrás de la frase o palabra, además del literal. Es decir, puede tener dos o más sentidos.

En este último registro se ubica el oxímoron, porque quiere expresar algo más de lo aparente. Así, por ejemplo, cuando decimos “muerto viviente”, quizá queremos decir que una persona parece estar más muerta que vida, ya sea por su apariencia física o, porque su estado anímico así lo demuestra.

La Literatura y el oxímoron

Uno de los espacios donde más aparece y se requiere el uso de este recurso, es en las artes del lenguaje, donde los artistas lo requerían para embellecer aun más sus expresiones. Por ello no es extraño encontrarlo las páginas inmortales de nuestra literatura universal siendo usado por las grandes plumas de todos los tiempos, como Cervantes, pero también en Sófocles, Virgilio o en épicas como La Ilíada o La Odisea.

Pero dentro de los diferentes géneros literarios que ha creado el hombre a los largo de sus existencia, podemos decir que el uso más extendido de este recurso empleado en la literatura, lo encontramos mucho más en la producción de los poetas y los cantores.

Ejemplos de oxímoron explicados

En efecto, esta figura o recurso del lenguaje es empleado para dar un estilo particular al lenguaje. Por lo tanto es natural que sean los amantes de la poesía los que más lo usen. Veamos algunos ejemplos:

“Yo quisiera estar entre vacías tinieblas, porque el mundo lastima cruelmente mis sentidos y la vida me aflige, impertinente amada que me cuenta amarguras.

Te puede interesar  Tipos de organizadores gráficos

Entonces me habrán abandonado los recuerdos: ahora huyen y vuelven con el ritmo de infatigables olas y son lobos aullantes en la noche que cubre el desierto de nieve.”

En este fragmento de un poema del venezolano José Antonio Ramos Sucre, se puede observar claramente el empleo del oxímoron para cerrar el verso del fragmento, creando una imagen sutil que dota al poema de un valor artístico literario.

Si vamos al final del verso encontramos dos términos que se oponen:

Desierto y nieve

Donde cada hace referencia a lugares con características climáticas muy diferentes, donde la nieve se relaciona al frío y el desierto al calor. Pero que el poeta conjuga para darnos una imagen poética un poco gótica, si se quiere.

Otro ejemplo lo podemos ver en el siguiente fragmento de otro poema:

Un estoico de veinte años, atacado por el asma,

Se hallaba lejos de todos “Dénle pronto jarabe”,

Dijo Hipócrates muy serio

En este caso el recurso del que echa mano el poeta uruguayo Herrera Reising, se encuentra al principio del verso. Veamos.

Acá aparece la palabra “Estoico” que connota abstinencia, lo reprimido, la austeridad de los placeres de la vida, de la carne. Seguidamente, “de veinte años”, que es un etapa de la juventud que se distingue precisamente por su falta de austeridad física y vital. Es decir, que hablar de un estoico de veinte años es como decir que hemos visto un niño viejo. Donde vemos claramente la conjunción de dos conceptos diametralmente opuesto para entonces dar nacimiento a uno nuevo.

Te puede interesar  Tipos de letra cursivas

Un último ejemplo lo podemos encontrar en el poeta peruano César Vallejo, cuando en uno de sus tantos poemas dice:

Un libro lleno de vacíos

Vemos otra construcción que rompe con el sentido lógico de la gramática, pero que tiene un significado nuevo a partir de la unión de dos sentidos en principio, opuestos. Y en la que habría que interpretar el sentido figurado que esconde. Tal vez, quiera decir que algo está lleno solamente de insignificancia o nimiedades y que, precisamente, por ello, es como un libro vacío, que no tiene contenido importante.

Ahora que ya saber qué es un oxímoron, te invitamos a crear un grupo de ellos que sean invención de tu creatividad y propia genialidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.