¿Qué es un eslogan?

Definición, concepto y ejemplos de eslogan

La palabra eslogan refiere a aquella frase que se emplea para representar un producto o bien un servicio, y es que la misma ha pasado a convertirse en un recurso de gran preponderancia para el mercadeo.

Por lo general, este se torna en una expresión que resulta fácil de retener, y por ende resulta muy fácil de recordar y de repetir, lo que conlleva a su comunicación o expansión con gran éxito, de hecho, muchos mercadólogos terminan por señalar que el eslogan es una frase cliché o bien una expresión pegadiza que termina por calar en la mente de los usuarios.

Pero más allá de su ámbito comercial, el eslogan también ha irrumpido en otros escenarios, como parte de las campañas publicitarias, tal es el caso, de los mítines políticos en los que se dan a conocer los aspirantes a cargos de funcionarios públicos, suelen estos acudir a una frase para que las personas terminen de identificarse con los mismos.

Es así, como este cobra una gran fuerza en la persona, llevándolo a generar un sentimiento de reconocimiento o bien de pertenencia, hacia el objeto, servicio o bien hacia otra persona, de aquí, que muchos consideren que las palabras que comprendan el eslogan deban de ser por demás persuasivas.

Etimología de la palabra eslogan

¿Qué es un eslogan?

Estamos frente a una palabra con un origen bastante interesante y es que los eruditos, aún no han podido colocar su punto final sobre este asunto, motivo por el cual, se cree que esta palabra deviene de la raíz inglesa slogan, o bien que deviene del vocablo escoses slogorne, que significa grito de guerra.

Es así, como en sus constantes usos y modismo, la palabra vino a emplearse con el significado que se le atribuye hoy día, no obstante, si nos apelamos a su concepción etimológica podría decirse que la expresión eslogan se le atribuye a toda frase que sirve para posicionar una marca.

Características del eslogan

A fin de poder identificarlos mejor, o bien para poder crear un eslogan que resulte por demás adecuado, te disponemos de las características que debe este de tener para su óptimo uso y buen fin:

  • Fácil de recordar, ciertamente no puede hablarse de un eslogan, si este no queda en la mente de las personas, es decir, si el mismo es capaz de ser olvidado en segundos, o bien, si cuenta con palabras que pueden llegar a confundirlo, no contamos con un buen eslogan.

Es por ello, que debemos de emplear palabras sencillas, con un buen significado y que además formen entre todas una frase lógica y que resulte lo más fácil posible de recordar, ya que así solo así podría decirse que la persona se identifica con el mismo.

  • Distintivo, ciertamente el hecho de que sea fácil de recordar, es porque el mismo permite que se pueda identificar aquello que representa, tal es el caso, que si estamos en presencia de un eslogan de una cadena de alimentos, el mismo debe de contener palabras que al menos refieran al producto o plato principal, ya que si de lo contrario este se reduce a palabras diferentes, puede que no se establezca ninguna concepción y el eslogan sea repetido pero sin justa causa, pudiendo incluso llegar a servir de herramienta de comercialización para otra empresa, que pueda apropiarse del mismo.
  • Transmite buenas vibras, ciertamente nadie recuerda lo malo, ni por muy pesimista que sea, es así, como el eslogan solamente puede posicionarse en la mente del individuo si el mismo es capaz de producir una buena sensación, es decir, si el mismo es capaz de conducirle un estado de bienestar, de calma, o al menos recrearle una serie de buenos recuerdos.
  • Debe de ser breve, sin duda alguna, por muy inteligente que sea una persona, nadie es capaz de recordar un documento completo y menos que menos una serie de frases, ya que la misma mente puede perderse.

Es por ello, que el eslogan solamente puede comprender pequeñas expresiones, o frases muy cortas con la finalidad de que la persona pueda recordarla con gran facilidad y no caer en confusiones al momento de repetirlo, o bien de comunicarlo, algo que sin duda, tiraría al traste toda estrategia publicitaria.

  • Uso exclusivo, contrario a lo que muchos puedan pensar, estamos en presencia de una frase que forma parte de una marca, y como tal no puede ser copiada.

De hecho, existen algunas legislaciones que contemplan el registro del eslogan como parte de la marca, a fin de protegerla como parte de los derechos de autor y propiedad intelectual.

Es así, como debes de saber, que si bien se trata de una estrategia publicitaria, el mismo sirve para identificar por completo una marca o bien un producto o servicio, por lo que no puede parecer a ningún otro del mercado, ya que esto conduciría a una gran confusión al público.

Tipos de eslogan y ejemplos

Si bien es cierto, que todos, absolutamente todos los eslogan son publicitarios sin importar el área del cual se trate, es cuestión de que sepas que existe una tipología que segmenta los mismos, y que permite en cierto modo, crearlos de forma contundente, estos son:

  • Descriptivos, son aquellos que por medio de sus palabras sirven para comunicar la actividad que realiza la empresa, o bien los distintos servicios que esta es capaz de ofrecer.
  • Informativos, son aquellos que van referidos a un producto en específico, y que solamente refieren a él, por lo que comunican al público la existencia del mismo.
  • Consejos, son de los más persuasivos, y se reducen a todos aquellos que las corporaciones emplean para que los usuarios acudan a su marca y se identifiquen con la misma.

A fin de que puedas apreciar de que tratan estos, vamos a refrescarte la memoria con unos de los eslóganes más conocidos, como:

Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe MasterCard. De seguro que lo has escuchado, pues bien, este es el eslogan que forma parte de la corporación de tarjetas de créditos más usadas en el mundo entero.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.