¿Qué es la metonimia?

Metonimia

En lo que respecta a la lengua siempre existirán términos con arreglo a los cuales pueda la persona conducirse, es así, como existen mecanismos o bien estrategias empleadas en la gramática que han sido añadidas por la costumbre.

Ciertamente nadie puede negar, que existen muchos convencionalismos o bien modismos, que con el uso continuo de las personas terminan por adecuarse al vocabulario, o bien a la expresión semántica de las palabras.

Definición de metonimia

La metonimia, es un término de origen griego, el cual hace alusión al uso de una palabra o bien expresión, para referirse a otra, habida consideración que cuando se hace uso de la misma, se termina por sustituir por completo en el mensaje.

De aquí que la metonimia, también sea conocida como transdenominación, es decir, que va más allá del concepto o de la palabra, haciendo usos de otras con las cuales guarda relación.

Contrario a lo que muchos puedan pensar, la metonimia ha sido considerada como una figura literaria, ya que su empleo en diálogos de novelas y grandes obras literarias ha sido puesto de manifiesto, verbigracia, es muy común encontrar metonimia, en los diálogos del Don Quijote de la Mancha, en las narraciones de García Márquez o bien de novelas destinadas al público infantil.

Ahora bien, a fin de comprender mejor el término, se especifica que la metonimia como figura literaria implica el uso de palabras que sea iguales a la otra a la cual se hace referencia, en relación al contexto, de modo tal, que debe de existir una relación de:

  • Causalidad, una palabra lleva a la otra, en lo que refiere a su significado.

  • De dependencia o subordinación, una palabra necesita de la otra, en lo que refiere a su contexto (el cual viene determinado por el cúmulo de circunstancias, sea de espacio, tiempo o de modo).

La preponderancia de la metonimia, es que esta al emplearse, refiere en sí, a más que todo a una relación semántica, es decir, que ambos términos mantienen entre sí un mismo significado.

Verbigracia, cuando se indica: Me gusta leer a Julio Verne, se hace referencia a que gusta apreciar la lectura de las novelas escritas por este, como Viaje al Centro de la Tierra. Tal cual se puede evidenciar en este ejemplo, el nombre del autor, sustituye el nombre de la novela que este allá escrito.

Es de acotar, haciendo uso del mismo ejemplo, que la metonimia, puede ocasionar fácilmente dispersión del mensaje, ya que si no se está hablando con personas cultas, estas fácilmente pueden caer en un error, de aquí que su uso sea discriminado por personas conocedoras de la literatura, o bien por profesionales con saberes en la lengua.

Y es que su uso, dentro de la misma literatura ha quedado relegado a personas que poco conocen de semántica, siendo adecuado a ambientes jocosos, humildes y con muy poca preparación académica, de aquí que su empleo en diálogos de obras literarias, se corresponda con los personajes de escaso bagaje cultural.

Características de la metonimia

En algunos casos, puede presentarse confusión respecto a este fenómeno del lenguaje, por lo que conviene hacer hincapié en las características que lo definen:

  • Identificación del objeto (utilizamos la palabra objeto, para englobar todo cuanto haga referencia la persona, bien se trate de otra persona, de un animal o de una cosa, incluso de un ente), es decir, constituye un requisito a per se, que la persona sepa de que está hablando, para que pueda emplear otro término que lo sustituya.

De modo tal, que la identificación plena del objeto, permite ubicarlo dentro de un contexto posible de relaciones y de símiles, que hagan posible la construcción de la metonimia, tanto en su forma como en su fondo, es decir, que esta sea posible de construir en palabras y que sea reconocida como tal.

  • Establecimiento de relaciones, como ya indicamos con anterioridad, lo principal es que se identifique el objeto, una vez hecho esto, el mismo será ubicado en un contexto del cual se devanarán una serie de relaciones, o bien podrá crearse un conjunto de circunstancias de tiempo, modo, espacio y forma que den a lugar a la metonimia en sí.

  • Figura literaria, puede que muchos no consideren ello una características, pero es a fin de aclarar que no se trata de un invento en sí de un ser humano, o de una simple costumbre, aunque su uso cotidiano permitió su inclusión en obras, es de acotar, que su empleo queda relegado como bien señalamos a personas con poca educación, y así, es referida en los diálogos de los personajes más humildes.

Tipos de metonimia

Efectivamente, tratándose de un recurso del lenguaje, la misma cuenta con una serie de categorías que han sido construidas con el paso del tiempo y que se emplean con frecuencia, procederemos a la explicación de cada tipo y a su ejemplificación para un mayor entendimiento:

  1. La causa por el efecto, en este caso, aquello que conduce a la producción de un hecho, será sustituido por el resultado en sí, en la expresión de la persona. por ejemplo: las rosas enamoran, si analizamos el ejemplo dado, es de lógica, que una rosa, no enamora en sí, es decir, no goza esta de la posibilidad de enamorar a alguien, sin embargo, la palabra sustituye es el detalle o bien la persona que la otorga. De modo tal, que lo que se quiere indicar, es que, si un hombre regala rosas a una mujer, la halagará o hará sentir enamorada.

  2. El continente por el contenido, hace alusión a que la palabra empleada comprende un cúmulo de cosas, o mejor dicho, que con dicha expresión se encierra un conjunto de circunstancias, verbigracia: Me gusta oír Mozart, con esto lo que se quiere indicar es que la persona gusta de escuchar cualquiera de las melodías que este flamante músico haya producido, de modo tal, que el apellido del autor de las melodías, sustituye el nombre de cualquiera de aquellas.

  3. El símbolo por lo simbolizado, en ocasiones, los sentimientos suelen representarte en un icono, símbolo o bien en un objeto, por lo que la práctica común alude a los mismos, para hacer mención al sentir de la persona. Por ejemplo: Los soldados juraron lealtad a la bandera, tal cual se puede apreciar en el campo real, la bandera, no es más que un trozo de tela con colores distintivos de un país, es decir, es una representación simbólica de una nación, de modo tal, que cual se indica la lealtad, es para hacer alusión a que los soldados juraron fue ante los principios del país, defenderlo y protegerlo.

  4. El autor por la obra, ciertamente en la mayoría de los casos, es mejor hacer mención solamente del autor, cuando la persona no recuerda el nombre especifico de una obra o bien de un novela, tal es el caso, de quien dice: Me gusta leer a Neruda, para hacer alusión al hecho de que le gusta la prosa del grande Chile, tal expresión reduce la posibilidad de mencionar los nombres de sus más famosos poemas, como Soneto de Amor, Para nacer he nacido o bien Para morir he nacido, 100 Soneros de amor y una canción desesperada, como se puede apreciar el nombre del autor, encierra todas las obras.

Te puede interesar  Tipos de Muestreo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.