¿Qué es la hipérbole?

Hipérbole

La lengua española presta muchos recursos por medio de los cuales las personas pueden expresarse, sin que por ello, pueda considerarse que se hace un mal uso del lenguaje.

Por el contrario, las personas siempre han hecho uso de palabras distintas a las que realmente corresponden, con el fin de poder así transmitir un mensaje de forma adecuada, o bien en todo caso, de hacer un discurso por demás ocurrente, con la finalidad de emitir un mensaje elocuente.

De aquí que haya nacido, desde las épocas remotas de Grecia, la retórica, la forma de expresar el lenguaje con formas sutiles, adornadas que prestan gran importancia a los argumentos, haciendo que los mismos puedan convencer al contrario, o bien que desarmen el criterio que este mantiene.

Efectivamente como la retórica, es una forma de expresar las palabras con cierto adorno, o mejor dicho como una forma de transmitir el mensaje con ciertas frases elocuentes, surge la hipérbole a fin de ayudar al fin de la misma, la cual explicaremos a continuación.

Definición de hipérbole

A fin de brindar mejores estrategias argumentativas a quienes hacían uso de la retórica, surgió la figura de la hipérbole, la cual hace alusión a la forma exagerada de agrandar o bien de disminuir la verdad de los hechos narrados.

De modo tal, que lo que se puede apreciar, es que la hipérbole, se corresponde con una figura argumentativa, conforme a la cual, la persona podría transmitir un mensaje de forma clara, pero tendiendo a exagerar los hechos narrados.

Esto en ciertas ocasiones, suele deberse a que se trata de circunstancias ocurrentes o bien jocosas, como también puede tratarse de narraciones que busque contrarrestar los hechos.

En todo caso, la hipérbole se corresponde con una figura mental, es decir, con una construcción del pensamiento, acorde a la cual, las personas tienden a desvirtuar la verdad, ya que la misma no es expresada de forma adecuada ni con arreglo a lo tangible, por lo que esta se puede expresar con cierta grandeza o bien con cierta disminución, a fin de que se convierta el mensaje en una idea contraria, o bien a una idea disminuida de la misma realidad.

Ciertamente lo que se pretende por medio del uso de la hipérbole, es maximizar o minimizar un hecho, que en todo caso, induce a los oyentes, a creer otra idea de lo que realmente ocurre, de aquí, que muchos tienden a considerar que la hipérbole es una figura que no se mantiene apegada a la realidad.

Su uso data de las novelas griegas, siendo especialmente utilizada con frecuencia en los teatros, entre los discursos de los actores para brindar cierta jocosidad a sus argumentos.

Sin embargo, la misma fue asumida por personas de otras áreas, de modo tal, que se recurre a ella como una de tergiversar la realidad, siendo la misma, un arma letal en los lazos comunicativos, ya que puede inducir a malos entendidos como también puede ocasionar disputas fundadas en mentiras; de aquí que se recomiende su uso solo al campo de la academia y de las artes, haciendo especial mención de que se trata de una exageración.

En dichos campos, su uso alude a la intención del que habla, de buscar llamar la atención de sus oyentes, o bien de pretender hacer énfasis en los hechos narrados, ya que al expresarse la hipérbole, esto siempre se hace por medio de palabras adornadas, sutiles y frases sugerentes.

Características de la hipérbole

A fin de comprender mejor de que trata la hipérbole, conviene ahora hacer mención de las distintas características que la componen, para que la misma pueda ser identificada con facilidad:

  • Figura retórica, para señalar que la misma se trata de un recurso por medio del cual la persona adorna sus discursos, con la finalidad de que estos sirvan de ejemplo a los demás, como para que también atraigan la mayor cantidad posible de atención.

  • Exageración a voluntad, es decir, que la persona que construye el mensaje, sabe bien que está exagerando los hechos, de modo tal, que está consciente que lo que esta transciendo no se encuentra apegado a la verdad. Es así, como debe al final hacer mención de la misma, para que los demás estén al tanto, que lo expresado no es cierto.

  • La verdad se manipula, como consecuencia de la exageración, la veracidad del hecho sufre en su forma y fondo, por cuanto la misma termina por verse comprometida, o lo que es lo mismo, termina está por verse maximizada o disminuida, todo ello por medio de la adicción de nuevos elementos, o bien por la disminución de estos, a fin de que el discurso mantenga a atención de los oyentes lo más activa posible.

  • Humor o sarcasmo incluido, contrario a lo que muchos puedan pensar, si bien la hipérbole es una figura retórica, esta no resulta del todo objetiva en su expresión y es que esta lo que implica es la búsqueda de atención del oyente, por lo que, para captarla pueden emplearse palabras jocosas en la expresión de la misma.

La mayoría de los casos en los cuales se emplea la hipérbole, se hace con frecuencia para generar cierto humor o bien sarcasmo sano a la situación, con la finalidad de que esta, pueda generar un toque de entusiasmo en los oyentes, de aquí que la hipérbole sea una práctica común entre los catedráticos, para no aburrir a sus receptores de la información.

Tipos de hipérbole y ejemplos

A fin de comprender mejor de que trata esta figura y de poder utilizarla como es debido en los discursos te señalamos los siguientes tipos con sus ejemplos, cada uno con sus respectivas explicaciones para que exista un mayor entendimiento:

  1. Exageración por exceso, o también conocida como aúxesis, indica que la hipérbole está siendo usada para desvirtuar la verdad hacia un contexto mayor, es decir, para incluir en la misma una serie de condiciones exageradas con la finalidad de que estas puedan ser alusivas a un hecho superior, que ciertamente nada tiene que ver con la realidad.

Por ejemplo, cuando se dice: María andaba como modelo top, se quiere decir, que María vestía de forma elegante, que su porte era todo sensual y atractivo, y que su forma de caminar o bien de andar dejaba por completo boquiabierto a cualquiera, es así como se emplea dicha expresión. Claro está, que la misma puede usarse como detrimento hacia María, como si de un sarcasmo se tratase para señalar que esta andaba totalmente desarreglada y poco agraciada a la vista.

  1. Tapínosis, o bien conocida como exageración por defecto, cuando se quiere hacer mención a un hecho, pero empequeñeciendo los detalles, suele ser su uso muy común en las expresiones de sorpresa, como por ejemplo: A Carlos le gustan las camionetas, el siempre de tontico, como se puede apreciar, con ello se quiere decir que Carlos siempre gusta de lo bueno, o bien que sus preferencias son suntuosas.

Otro ejemplo puede verse en esta expresión: Maritza puntual siempre, jamás como tortuga con asma. Tal cual se puede apreciar, se referencia al hecho de que María es expedita en sus acciones, y para brindarle cierta jocosidad al hecho, se le compara con una tortuga, uno de los animales más lentos del reino animal.

Te puede interesar  Definición de Diptongo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.