¿Qué son las Hortalizas?

Definición, concepto y ejemplos de hortalizas

En sentido general, se entiende por hortalizas todas las verduras que resultan comestibles por el ser humano, de modo tal, que se considera que son necesarias en la ingesta diaria, de hecho así lo determina la ciencia la enviar una porción de estas, en los distintos regímenes dietéticos.

Por otra parte, también pueden considerarse las hortalizas como todos los vegetales que son sembrados, cultivados y cosechados en huertas o bien en pequeños espacios de terreno.

Las dimensiones de los campos de cultivo de las hortalizas viene dado por el hecho, de que estas requieren de un gran cultivo, por cuanto las mismas ameritan de una serie de condiciones para que puedan germinar y crecer en frutos que posteriormente puedan ser del consumo humano.

Y es que, por la cantidad de nutrientes que estas presentan, su sabor y su olor, las hortalizas suelen convertirse en un blanco fácil de toda clase de plagas, llegando en ocasión a perderse plantaciones completas, por falta de cuidado y/o supervisión de las mismas.

Las hortalizas incluyen las legumbres y las verduras, y excluyen tanto los granos como las frutas. Por legumbres, se entiende todas aquellas plantas que emanan frutos envainados, los cuales resultan en semillas secas y comestibles, un ejemplo común de estas son las lentejas.

Por su parte, por verduras se entienden todas aquellas plantas que disponen de frutos, tallos y hojas comestibles y que aportan alto contenido vitamínico a la ingesta diaria del ser humano, en especial, por el alto porcentaje de clorofila que pueden presentar las mismas.

hortalizas

Etimología de la palabra hortaliza

Muchos considera que el término deviene de Grecia, pero en realidad el vocablo hortaliza proviene del latín y deviene de las copulas hortus, que significa huerto y de iza, como sufijo que significa semejante o cualidad, entendiéndose así como todo aquello que viene del huerto.

Composición de las hortalizas

Como bien te indicamos en líneas superiores, las hortalizas se cultivan principalmente en huertas, pequeños terrenos o bien regadíos, a estas se les imprime mucho esmero para poder obtener un resultado sano y comestible.

De modo tal, que por medio de las mismas supervisiones en su cultivo es que se puede asegurar una buena composición la cual presenta:

  • Agua, aunque no lo creas y este es un dato por demás curioso, las hortalizas presentan un 80% de agua, de aquí que sean un alimento altamente recomendado en los regímenes dietéticos en los cuales las calorías no puedan formar parte, o bien, cuando se trata de personas con problemas cardiovasculares a razón del sobrepeso.
  • Glúcidos, estas disponen de pocos hidratos de carbonos, los cuales, conforme repuntan los estudios clínicos, resultan de absorción muy lenta, pudiendo distinguirse en:
  • Grupo A, se incluyen en este grupo todas las hortalizas que presentan menos del 5% de hidratos de carbono en su composición como por ejemplo, la lechuga, la espinaca y el apio.
  • Grupo B, son aquellas que incorporan en su esencia entre el 10% y 15% de carbohidratos, y entre estas, encontramos por ejemplo: la alcachofa, la zanahoria, el nabo y la remolacha.
  • Grupo C, son las hortalizas que incluyen más del 15% de hidratos de carbonos, como por ejemplo la patata.
  • Vitaminas y minerales, estudios químicos han determinado que estas son una fuente rica en vitamina A, C, E y K, de igual forma esta son una fuente esencial de ácido fólico, calcio y hierro.
  • Lípidos y proteínas, mucho se ha discutido al respecto, pero los estudios indican que en cantidades mínimas, estas se encuentran presentes.
  • Fibra dietética, en un 20% es posible que se halle presente en las hortalizas, siendo esto responsable de su fácil digestión y rápida asimilación.

Habida consideración de la composición que presentan las hortalizas, conviene apuntar que la pirámide nutricional, estas se encuentran en segundo lugar junto a las frutas, por lo que resultan fundamentales para la ingesta diaria y para el beneficio de los niños en su formación.

Características de las hortalizas

A fin de poder apreciar de qué tratan las hortalizas y de entender su importancia en el consumo humano te indicamos sus características:

  • Su producción, en pequeñas escalas, las hortalizas pueden ser cosechadas en huertos, que se caracterizan por presentar una serie de condiciones aptas para la germinación o bien cultivo de estas.

Mientras que, cuando se amerita de una producción a gran escala, se recurre al arte de la olericultura, cual es la disciplina que tiene por objeto de estudio la contemplación de las condiciones físicas y ambientales para el correcto cultivo de las hortalizas.

  • Consumo, las hortalizas son principalmente consumidas por el ser humano, e indícanos principalmente, porque las mismas pueden ser objeto de plagas, como también pueden ser objeto de los animales rastreros y de campo, que gusten de su sabor y olor, por lo que se vuelven intrusos indeseados en las distintas plantaciones.
  • Pero más allá de eso, su consumo se torna fundamental para el ser humano, por su alta cantidad de nutrientes y de vitaminas en el cuerpo, lo cual, hace que las mismas puedan ser fácilmente asimiladas y que aporten beneficios a las funciones orgánicas.

Clasificación de las hortalizas (con ejemplos)

A fin de que entiendas mejor en qué consisten las hortalizas, vamos a describirte los tipos que encontraras:

  1. Hortalizas de Flor, se denominan así, porque el único compuesto que resulta comestible es la flor de la planta, es decir, lo que emana de la misma, por ejemplo, el coliflor, es uno de los más comunes y aprovechado por sus beneficios para las ensaladas.
  2. Hortalizas de fruta, tal cual su nombre lo indica, se corresponde con todas aquellas plantas cuyos resultados o frutos son comestibles y que entran en la categorización de las hortalizas (ver definición y características). Habida consideración de que las hortalizas de fruto, son cosechadas en su tiempo y no gozan de un proceso de maduración, para entender mejor, te colocamos como ejemplo el pepino, el cual goza de un alto contenido de agua, por lo que se ha convertido en un depurativo y desintoxicante excelente.
  3. Hortalizas de semilla, en dicho caso, se trata de plantas que presentan vainas, como si de sus frutos se tratase, y en cuyo interior es posible obtener un elemento comestible, el mejor de los ejemplos lo encontramos en los guisantes o bien en las habas.
  4. Hortalizas de raíz, se tratan de aquellas que en sí, no presentan raíces como tal, sino que sus frutos, son obtenidos en el suelo, a la altura de sus raíces, el mayor de los ejemplos lo podemos contemplar en las zanahorias o bien en las cebollas.

Beneficios de las hortalizas

A fin de cerrar el tema, te dejamos las bondades que puede traer para ti, el consumo regular de hortalizas:

  • Proveen agua, uno de los nutrientes más requeridos para el organismo, por lo que resultan ideales para los casos de deshidratación.
  • Ricas en fibras, por lo que ayudan con facilidad a reestablecer la flora intestinal, en casos de diarreas o alteraciones estomacales, de igual forma, resultan ideales para regular los movimientos intestinales y para aliviar problemas en el colón.
  • Alto contenido vitamínico y mineral, por lo que se convierten en un vínculo ideal para combatir enfermedades y alergias.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.