18 Ejemplos de preguntas reflexivas

¿Qué son las preguntas reflexivas?

Se entiende por estas aquellas interrogantes que permiten al sujeto examinar la respuesta a otorgar y replantear su argumento siempre que así lo desee.

Se trata de un conjunto de preguntas que persiguen que la persona entrevistada pueda pensar bien en lo que va a responder y en caso de hacerlo ya, pueda reconsiderar lo expresado para poder así demostrar un buen entendimiento del tema, o bien para considerar un buen punto a su favor en la exposición que esté haciendo.

18 Ejemplos de preguntas reflexivas

Muchos tienden a señalarlas como preguntas de reflexión, cuando se trata de aspectos inherentes al crecimiento personal o las relaciones con los demás, ya que llaman al individuo a considerar su posición frente al universo, ante la vida y en referencia a quienes le rodean, de aquí que en varias oportunidades sean señaladas como preguntas de la vida o para la vida.

Conforme a lo señalado con anterioridad, expertos en el área psicológica señalan que la formulación de este tipo de preguntas ayuda con frecuencia a tomar nuevas y mejores decisiones en el curso de la existencia, como también pueden ayudar a una persona a salir del embrollo mental en que pueda encontrarse.

Es así, como en su mayoría, los mismos expertos atañen una gran importancia a las preguntas reflexivas, para señalarlas como preguntas salvadoras, ya que estas pueden servir de estrategias para reducir el estrés y perder el miedo a lo desconocido que puede ocasionar la ansiedad.

Importancia de las preguntas reflexivas y la correcta forma de formularlas

Ciertamente a nadie le resulta fácil recrear escenas donde deba de desvelarse por completo, y es aquí donde señalan los psicólogos que la reflexión viene a ser un camino intransitable en muchas ocasiones para ciertas personas.

Y es que para poder formular preguntas de dicha índole, debe de conocer el método adecuado para acceder a ellas, y a este no se llega más que, por el planteamiento de un conflicto de intereses, entre lo que se quiere y lo que se desea.

Amerita el sujeto de un análisis introspectivo, donde pueda de una forma u otra poder sentar las bases de lo que quiere y de lo que anhela, y entender con exactitud el lugar que está ocupando, junto a las causas que ocasionan su status actual, de este modo debe así revisarse íntegramente y proceder a su cuestionamiento,

Para ello, debe de dirigirse las preguntas en:

 

  • Primera persona o bien realizar su formulación en tercera persona.

 

  • Manejar un lenguaje amable y comprensible, no es necesario que esté cargado de adornos o de palabras confusas que puedan desvirtuar la finalidad de la misma.
  • Tocar asuntos trascendentales y minuciosos, esto implica que las preguntas sean concretas, haciendo la salvedad en que no se pretendan agotar distintos asuntos en una sola interrogante.
  • Si están realizando entre dos o más sujetos, es necesario conceder tiempo para la generación de la respuesta, ya que estas necesitan de una contemplación interior para poder dar una respuesta cónsona con lo solicitado.

Y es aquí, donde queremos hacer ciertas salvedades y es que, si se van a tratar asuntos confidenciales o bien que van a absorber rasgos de la intimidad a la persona, debe de señalarse a esta con anticipación, como también debe de informarle que no se encuentra en la obligación de responder, ya que su privacidad es respetable.

 

Para que puedas comprender de qué tratan las preguntas reflexivas, te presentamos unos ejemplos:

  1. ¿Te gustaría ser una persona diferente? Si la respuesta es sí ¿Quién te gustaría ser?
  2. ¿Cómo te definirías en este universo que te ha tocado vivir?
  3. ¿Has tenido pensamientos en los que te ves superior a los demás? ¿Por qué los has tenido?
  4. ¿Puedes indicar el porque te sientes tan mal contigo mismo?
  5. ¿Consideras que alguien más puede querer más que a su misma madre?
  6. ¿Te crees capaz de poder matar a alguien en defensa propia?
  7. ¿Sientes gusto por el trabajo que desempeñas?
  8. ¿Te gusta ser parte de la familia en la que estás?
  9. ¿Crees en la reencarnación de almas?
  10. ¿Consideras que las personas pueden comunicarse con sus seres queridos aún después de muertos?
  11. ¿Cuánto puedes amar a los demás?
  12. ¿Qué sentido tiene Dios para ti?
  13. ¿Qué tanto puedes amar a tus hijos sobre tu pareja?
  14. ¿Eres capaz de dar tu vida por tu familia?
  15. ¿Qué tantos sacrificios eres capaz de hacer por el amor de una persona que te rechaza?
  16. ¿Cuántas pruebas eres capaz de superar, con tal de tener aquello que tu alma anhela?
  17. ¿De qué cosas eres capaz hacer, por tan solo tener a la persona que amas a tu lado?
  18. ¿Cuánto crees que eres capaz de hacer con tal de tener tu madre vida, nuevamente junto a ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *