Clasificación de los contratos

¿Cómo se clasifican los contratos?

Los contratos se clasifican de acuerdo a sus fundamentos y las partes involucradas, pudiendo ser estas dos o más personas.

Clasificación de los contratos

Clasificación de los contratos
Grafico de cómo se clasifican los contratos

Por la naturaleza de la fusión de las partes involucradas:

Contratos unilaterales

Como su nombre así lo indica, actúa de forma concreta, una de las partes acepta las obligaciones mientras que la otra obtiene los beneficios de este acuerdo o contrato. Por lo que de ser el caso de llegar a un fin del contrato, por algún incidente, el acreedor es el responsable y el afectado directo de tal situación según el contrato.

Contratos bilaterales

Ambas partes son responsables y están obligados en cumplir lo descrito en el contrato, así mismo ambos puede gozar de los beneficios, ahora bien, si algunos de los dos pactantes incumplen o desatiende las obligaciones según el contrato, este queda sin derecho alguno de exigir algún beneficio.

Según el fin que persiguen las dos partes firmantes:

Contratos onerosos

En este tipo de contratos se asientan acuerdo donde se describe que ambas partes realizan sacrificios y obtienen los beneficios, estos pudieran ser la adquisición de una hacienda o casa. Ambos  se benefician de sus bondades remuneradas.

Te puede interesar  Clasificación de Eventos

Contratos gratuitos

Son desiguales pues solo una de las partes obtiene el beneficio mientras la otra se sacrifica

En esta clasificación también podemos nombrar a:

  1. Los contratos de beneficencia
  2. Los contratos gratuitos por esencia
  3. Liberalidades

Según el modo en que se realizan:

  • Contrato consensual: este tipo de contrato se sella solo cuando todas las partes están de acuerdo, de igual manera son modifica y perfecciona con el consentimiento de ambas partes.
  • Contrato Real: para ser perfecto se debe entregar algo antes.
  • Contrato Solemne: este tipo de contrato se lleva a cabo cuando ambas partes estén de acuerdo, a demás, se deben seguir algunos procesos de ley para su observancia.

Según la naturaleza de su creación:

  • Contrato Principal: en este caso el contrato no depende de otro contrato para su existencia.
  • Contrato accesorio: Es un contrato que sirve como fiabilidad o garantía para consumar un deber ya de establecido y de suma importancia para la obtención o conservación de un beneficio. Por lo tanto, puede decirse que es un segundo contrato aparte del principal.
  • Contrato preparatorio: crean un piso para la próxima realización de más contratos.
  • Contratos conexos: son aquellos que tienen su objetivo y valor común que ninguno es válido sin la existencia del otro.
¿Te gusto este post?
Te puede interesar  Tipos de cortes de cabello

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.