Información de clasificaciones en ciencias, empresas, y mucho más

Clasificación de las Proteínas

¿Cómo se clasifican las proteínas?

Clasificación de las Proteínas. La ciencia dispone de muchos objetos sometidos a su conocimiento, pero uno de los aspectos más sometidos a estudio son los organismos, con la finalidad de conocer su propia composición y por igual la cantidad o bien porcentaje de cada uno de sus componentes.

En este caso estamos hablando de las proteínas, es por ello que los científicos, o mejor dicho los químicos gustan siempre de conocer la cantidad de las mismas para así verificar cuantas dispone el organismo para su óptimo funcionamiento, entendiendo la primacía de esta en los procesos naturales del mismo.

Y es en base a estas mismas funciones, que queremos demostrarte hoy la tipología de proteínas, que existen.

Clasificación de las Proteínas

Clasificación de las Proteínas

Por su composición.

Proteínas simples o igualmente llamadas Holoproteínas:

Estas son obtenidas como resultado de la hidrolisis, que es el sometimiento de un agente químico en este caso de una proteína a su sintetización por medio de una sustancia.

En el caso de las proteínas, estas son sometidas a los sustratos de ácidos y enzimas, siendo esto primordial para la conformación por igual de aminoácidos, requeridos también por el organismo.

Existen varios tipos:

Albúminas.

Estas son las que en porcentaje ocupan la mayor parte de nuestra sangre, en consecuencia las mismas se trasladan en sus capsulas protectoras a lo largo del torrente sanguíneo, siendo estas fácilmente disueltos en el agua.

De aquí que las mismas, puedan ser expulsadas con mucha facilidad en las segregaciones corporales o bien por medio de las hemorragias, siendo ello una situación de complicación de salud, que puede ameritar atención primaria.

En lo que respecta, a su origen, algunos las ha catalogado como enzimas del hígado, pero en realidad son producto del proceso metabólico que lleva a cabo el mismo.

Su condición de soluble, permite que la misma sea fácilmente impregnada por los fármacos, llevando estos a los órganos que lo requiera, de aquí que la albumina sea una proteína considerada como sanadora.

Sin dejar de mencionar su función de vehículo de muchas hormonas, como aquellas de origen tiroideo.

Glutelinas.

De igual condición que la albuminas, las glutelinas resultan fácilmente absorbidas por el organismo, dado que su composición permite que sean disueltas por los ácidos estomacales y fácilmente sintetizadas por los procesos intrínsecos de cada uno de los órganos.

Estas pueden ser siniestradas al cuerpo por medio de los vegetales, los cuales forman parte de la ingesta diaria de todas personas.

No obstante, pese a su condición, existen organismos que resultan incompatibles con la misma, resultando en reacciones alérgicas que pueden perjudicar los estados de salud.

Globulinas.

Estas se encuentran en mayor medida en el torrente sanguíneo, pueden ser adquiridas y suministradas, gracias a la ingesta de alimentos lácteos y de origen animal.

Te puede interesar  Clasificación de las rocas ígneas

De igual forma, señalamos que estas representan un papel primordial en los procesos de cicatrización, ya que contribuyen a la coagulación eficaz.

Albuminoides.

También denominadas selenoproteinas.

Estas proteínas no pueden ser afectadas por los líquidos, en consecuencia no se verán afectadas por el contacto con sustancia alguna, los químicos alegan que se hayan en altas concentraciones en los cartílagos.

Prolaminas.

Solamente logran ser sintetizadas en el organismo, por la ingesta de vegetales.

Este tipo de proteínas difiere del resto que solo alcanzan alto grado de solubilidad en ácidos y sales, siendo esta bastante susceptible en su composición al alcohol.

Protaminas.

Son proteínas que logran ser desfragmentadas en su composición ante la intervención química de agua.

Suelen ser encontradas en la carga genética de los espermatozoides.

Histonas

Estas resultan ser sintetizadas por procesos complejos de solventes, pero pueden llegar a ser diluidas en gran parte de su composición; se les atribuye ser la proteína de conformación y formación de cromosomas.

Proteínas complejas o también llamadas Heteroproteínas:

Es estudio de su composición, resulta bastante complejo, ya que muchos alegan que la misma se produce como objeto de la aleación de una o más proteínas.

Mientras que estudios de química han determinado, que estas resultan de la reacción o mutación de una proteína que ha sido sometida a la intervención química de un solvente o diluyente.

Se pueden apreciar, distintos tipos:

Nucleoproteínas.

Estas resultan en que son productos de ácidos que han hecho intervención química en proteínas, siendo estas las  resultantes.

La microbiología marina, ha determinado que el esperma de ciertos peces se puede apreciar en altas concentraciones.

Fosfoproteínas.

Su nombre obedece a que son resultados de la aleación química de un componente de fosfato con proteínas. Son fácilmente extraíbles de los productos lácteos.

Lipoproteínas.

Su término obedece a la hibridez de su composición, ya que en la misma se haya proteína y lípidos de diversa naturaleza.

No obstante, estas se caracterizan por ser altamente impermeables ya que no pueden ser disueltas.

Cromoproteínas.

Son producto de la reacción de una proteína, ante un componente no aminoácido.

Metaloproteínas.

Resultan ser una de las proteínas, más peculiares ya que no derivan de otras proteínas sino que por el contrario son producto de la intervención química de agentes metálicos.

Glicoproteínas.

Son las más empleadas por el organismo, ya que contienen alta cantidad de carbohidratos en su composición.

Por su conformación:

Proteínas Fibrosas también llamadas escleroproteínas

Estas proteínas en forma de cadenas, de aquí que en composición sean similares a las fibras, por eso su denominación.

Queratina.

Esta es un proteína que se obtiene como resultado de aleaciones de levógira y protofibrilla, las mismas gozan de una consistencia continua y que ante la intervención de solventes no puede ser fácilmente soluble.

La queratina se haya en altas cantidades en el cuero cabelludo, de aquí que sea considerada la proteína por excelencia que contribuye al crecimiento del mismo.

Colágeno.

Resultado de la aleación o reacción hibrida de la propina frente a la acción de la hidroxiprolina, todo lo cual aduce a una proteína de alta rigidez ante los ácidos y que permite la consistencia de las materias de las cuales forma parte como lo son los cartílagos.

Te puede interesar  Clasificación de los ecosistemas

Elastina.

Esta es una de las proteínas más peculiares, pues además de resultar producto de la conformación de varias proteínas, es indisoluble siendo altamente modificable en su estructura lo que le permite un alto grado de elasticidad.

Actina y Miosina.

Es producto de la sintetización de moléculas eucariotas, y su reacción ante ácidos, la misma es de condición soluble siendo en extremo fácilmente digerible por los órganos.

Fibroina.

Esta es una proteína de procedencia animal, no perceptibles en los organismos humanos, la misma ha sido detectada en las resultas de los arácnidos, en estudios biológicos, de aquí que sean proteínas de alta consistencia y al igual que la elastina sean flexibles.

Proteínas Globulares.

Resultan de polipeptidicas, siendo las mismas fácilmente diluyentes ante ácidos básicos y el agua.

Mioglobina.

Esta es una de las proteínas de mayor hibridez en su composición, formada por aminoácidos como por igual por derivados de demás proteínas, se eleva como una de las de mayor importancia, al ser la aliada del monóxido de carbono, siendo la agente que traslada el oxígeno a los músculos.

Hemoglobina.

Conjugada químicamente por derivados proteínicos y polipepticos, es al igual que la proteína anterior, un vínculo conductor de oxígeno para el torrente sanguíneo.

Por su solubilidad

Aquí entran algunas proteínas que anteriormente expusimos en el grupo de proteínas simples. Estas son:

  • Albuminas
  • Globulinas
  • Prolaminas
  • Glutelins

Por su función

Proteínas estructurales.

Son proteínas que podemos observar en las estructuras formadoras de los organismos siendo necesarias para la rigidez de las mismas, tal es el caso de ser las proteínas que forman parte de los huesos, cartílagos y tendones.

Suelen ser apreciables en menor cantidad, en las extensiones corporales, como es el caso de los cabellos, de aquí que estos no sean tan rígidos ni  resistentes a la intervención de demás agentes químicos.

Enzimas o Proteínas enzimáticas

Estas son producto de procesos metabólicos que lleva a cabo los propios organismos, en especial los órganos, de aquí que estas sean reactivas ante la intervención química de otros ácidos o  solventes.

Su condición de reactividad les permite el desarrollo del mismo proceso que les es intrínseco, tal es el caso, de las sales biliares o de los ácidos intestinales.

Hormonas proteicas.

Estas resultan del mismo organismo, en especial son secreciones que se producen de los órganos de producción hormonal, como la hipófisis y la toroides, es decir, son generadas por todo el sistema endocrinólogo.

Se les atribuye su condición de proteínas pese a ser hermanas por la función que las mismas llevan a cabo, como es el contribuir a llevar a cabo proceso de formación de tejidos y la oxigenación celular.

Toxinas o Toxinas proteicas.

Estas son observables en las infecciones que se producen en el propio organismos, un caso muy común de observancia de las mismas, son las infecciones sexuales producto de hongos, estas tiene a lugar en el propio cuerpo pero basta que se hallen en una mucosa húmeda e ingrese un agente que les active dicha condición intrínseca tóxica.

Te puede interesar  Clasificación de los microorganismos

Anticuerpos

Estas son producto de la combinación celular con proteínas, las mismas se hallan en el cuerpo de forma silenciosa, se haya en alta cantidad en el torrente sanguíneo y las mismas se mantienen en estado de reposo.

Las mismas se activan ante la presencia de una agente dañino, producto de un virus que pretenda irrumpir en el organismo, ante el cual reacción de forma defensiva y en su propio proceso químico pretenden la sintetización del agente dañino.

Proteínas transportadoras.

Si bien es cierto que la mayoría de las proteínas son altamente solubles en agua, en ácidos y en solventes básicos, existe una pequeña cantidad de las mismas que presenta un grado de impermeabilidad que no da espacio a más, razón por la cual las mismas llegan a ser enormemente consideradas como vínculos para el traslado de demás agentes.

Estas son de vital importancia para los estudios químicos que tiene por fin probar los efectos de un fármaco en el organismo.

Como podrás observar las proteínas son compuestos químicos de procedencia animal o vegetal, es decir, si bien algunas pueden ser encontradas en el propio cuerpo humano, estas ameritan de una ingesta de ciertos alimentos y productos para mantener los niveles adecuados, considerando siempre la vital función que las mismas desempeñan.

Ya te explicamos la tipología de proteínas que existen, ahora vamos a proceder a indicarte cual es la actividad funcional de las mismas.

Si bien es cierto, que estas son biomoleculas que pueden permanecer intactas ante la presencia de demás agentes químicos, dado que muchas de ellas no resultan susceptibles ni vulnerables ante los efectos de la hidrolisis, de modo tal que estas permanecen enteras en su estructura es por ello, que los fármacos suelen contener compuestos o aleaciones que les permiten adherirse a este tipo de proteínas que les permite el traslado por el torrente sanguíneo hasta llegar a su órgano receptor.

De igual forma, es de apreciar que  para la empresa farmacéutica también reviste importancia aquellas biomoleculas proteicas que resultan solubles en el agua, para así poder realizar o bien crear productos que sean fácilmente aprehensibles por los tejidos y los músculos y poder así cumplir su función restauradora del metabolismo.

con su condición de solubilidad permiten el transporte idóneo de las cargas requeridas por el organismo para llevar a cabo sus procesos metabólicos, fisiológicos y funcionales, de aquí que las mismas se hallen en altas concentraciones dentro del cuerpo.

Además la tipología, reviste la importancia de que reconozcas los tipos de proteínas, y puedas así con gran facilidad identificar aquellas que necesitas y debes cuidar en mayor cantidad, tal es el caso de la queratina para el cuidado del cabello, o la elastina para la conformación y rigidez de las estructuras de los cartílagos.

Llegando a este punto es que debes considerar, la ingesta diaria y proporcional de los alimentos que te reporten las cantidades de proteínas necesarias para el organismo, por igual debes procurar la brusquedad de aquellos productos que no resulten abrasivos ante la composición de las proteínas que revisten la piel, el cabello y las uñas, y permitan la dureza de los mismos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.