2 Ejemplos de cartas familiares

¿En qué consisten las cartas familiares?

Para poder entender de qué trata una carta familiar, en primer lugar, te indicamos en que consiste una carta, esta no es más que un documento, conforme al cual, las personas transmiten mensajes de relevancia, siguiendo un debido parámetro de redacción y de presentación del contenido.

Ejemplos de cartas familiares

Y es que en sentido general, las cartas presentan un lenguaje formal y una manifestación de los pensamientos de forma rígida, haciendo un debido hincapié tanto en las reglas gramaticales como ortográficas, en el tiempo pasado, estas se emitían por telegramas en sobres.

Al día, de hoy estas se presentan de manera online, por medio de los correos electrónicos, medio a través del cual se remiten con palabras, e incluso con ciertos dibujos, que resultan alegóricos a las emociones del remitente.

Dentro de los tipos de cartas, se ubican las cartas familiares, que como su nombre bien lo indica, son aquellas que se realizan con el fin de comunicar asuntos familiares, entre personas que forman parte de un mismo núcleo, habida consideración de que el asunto a tratar resultará del interés de los destinatarios.

En épocas postrimeras, eran consideradas el medio principal de comunicación entre las personas, sobre todo su uso se incrementó, cuando se dio inicio al éxodo rural juvenil, los jóvenes partían en búsqueda de mejores oportunidades académicas y laborales.

Formatos de cartas familiares

A pesar de que estas no se emplean hoy en día como medio de comunicación, su uso ha quedado relegado al servir de detalles para ocasiones especiales, como para:

  • Cumpleaños, estas cartas aún hoy en día, surten un especial agrado cuando se entregan con motivo de cumpleaños, por lo general, estas demuestran el afecto que siente la persona que las escribe, hacia quien las recibe, y la dicha que se siente al ser parte de su vida.
  • Regalo, cuando se otorga un obsequio especial a una persona, es normal que la misma, se entregue con mucho afecto o bien que la misma se entregue con agrado, y cargada de palabras afectuosas.
  • Disculpa, es común, que cuando las personas erran o bien ofenden a un familiar, para pedir disculpas le envíen un mensaje, suele ser común cuando el ofensor no encuentra palabras acertadas para mantener la comunicación con el ofendido, por lo que recurre al medio escrito.

 

Ejemplo 1 de Cartas Familiares

 

Barinitas, 20 de Junio del 2020

 

Querida Elida

Se bien, que tal vez esta misiva te extrañe, tenemos mucho tiempo sin hablar, especialmente desde la muerte de mi Tío Eugenio, en el cual, te sentiste profundamente ofendida por un comentario que escuchaste de mi parte.

Antes que nada quisiera aclararte que ello, no fue del todo cierto, si bien manifesté a mi prima Jovita, que eras la peor de las cocineras, lo dije en sentido de broma, aunque reconozco que el comentario pudo haber sido hiriente y fuera de contexto.

Es por ello, que te escribo esta carta, para que veas que me siento profundamente arrepentida, en ningún momento quise hacerte daño con mis palabras, te estimo profundamente y siento un gran amor por ti, desde que juntas salimos aquella tarde a recorrer el pueblo bajo la lluvia y me contaste tu situación.

Siempre me has tratado con sumo respeto, y me has dedicado mucha atención a mis palabras, creo que fui una verdadera tonta al dirigirme a ti con esas palabras, te ruego me disculpes y me guardes el más sincero de los afectos aún, que siempre me manifestaste, sin más, se despide de ti, Tu prima Elena.

Ejemplo 2 de Carta Familiar

San Carlos, 10 de Julio del 2020

 

Estimada Hilda

Recibe ante todo un cordial saludo, sirva la presente para notificarte que me siento muy agradecida por tu gesto, en efecto soy un hombre de pocas palabras, pero por la forma en que te comportaste con mi hermano me siento profundamente agradecido contigo.

No tengo como agradecerte en palabras, y creo que tampoco en gestos, el hecho de que hayas recurrido a su operación, apenas te enteraste, fuiste inmediatamente a la clínica,  llevándole comida, sabanas e incluso películas para que pudiese reposar mientras pasaba el postoperatorio.

Pero el mayor de los gestos lo tuviste con su recuperación, se bien querida Hilda que somos primos, pero tu comportamiento ha sido de otro nivel, recibe en muestra de mi gratitud la cesta de frutas, comida y de productos personales que acompañan esta carta, que puede este en desuso, pero me pareció muy oportuna.

De más está decirte, que si siempre has podido contar conmigo, desde ahora soy por demás incondicional para contigo, tu gesto no solamente ha enternecido mi alma, sino que también me ha movido en lo más profundo de mi ser, me haces sentir orgulloso de ti, y de tu crianza, sin duda cuanto has crecido hasta convertir en una mujer de bien, esperando sigas así, que Dios te bendiga, con amor tu primo mayor Julio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.